¿Cómo Fortalecer la espalda de los Niños?

La espalda es el eje del cuerpo humano. Cual columna principal, soporta toda la carga de nuestro esqueleto y nos permite mantener una postura erguida. La musculatura que sostiene la columna vertebral forma un engranaje perfecto, y es la responsable de mantener la estabilidad corporal. Su importancia con frecuencia nos pasa desapercibida, y solo reparamos en ella cuando algo marcha mal. Por eso es tan importante prestar atención a su cuidado desde los primeros años y fortalecer la espalda de los niños.

Debes inculcar en tu hijo buenos hábitos posturales. Hay que enseñarles desde chicos a caminar derechos y con la espalda recta. Y si deben cargar algún peso o levantar algo del suelo, sus rodillas deberán estar flexionadas.

También debe prestarse atención a la manera en que se sientan. Cuando están en la mesa, tienden a dejar un vacío entre la silla y la parte baja de la espalda. Esto genera tensión en la zona lumbar y puede originar un molesto dolor de espalda.

Hoy te contaremos cómo cuidar la espalda de tus hijos sin morir en el intento. Se trata, una vez más, de hacer de la tarea algo placentero. Aprovecha la energía de tus chicos e inventa juegos con los que se ejerciten.
A continuación compartiremos contigo unos simples ejercicios para fortalecer la espalda de los niños, que resultarán muy divertidos.

Ejercicios para fortalecer la espalda de los niños mientras juegan

Puedes colocar música de fondo, siempre alusiva a los ejercicios y la historia que vas a contar. Imagina que se trata de una cuento medieval.

Los niños deberán tenderse en suelo, boca arriba. Inicia la narración hablando de los caballeros que salen del castillo y deben cruzar el foso de los cocodrilos. Pídele a los niños que se conviertan ellos en un puente por el que pasarán los caballeros. Para hacerlo deben doblar sus rodillas, dejando los pies apoyados en el piso. Deben contraer los glúteos y levantar su cadera, formando una línea recta con los hombros y las rodillas.

Ahora serán sus piernas las que se convertirán en puentes levadizos. Acostados boca arriba, con los brazos tendidos a lo largo del cuerpo, flexionarán las rodillas apoyando los pies en el piso. Cuando les des la señal, tendrán que levantar una pierna, dejando la rodilla flexionada y manteniendo la posición unos segundos. Después repetirán el ejercicio con la pierna contraria.

Puedes imitar la bocina del barco a vapor que pasa bajo el puente. O aprovechar la ocasión para contarles la historia de la Puerta de la Ciudadela de Colonia del Sacramento.

Luego, pídele a los niños que se acuesten boca abajo, con los brazos estirados hacia el frente, como si nadaran. Pueden pretender que son náufragos que intentan llegar a una playa. Deberán levantar simultáneamente el brazo derecho y la pierna izquierda, y luego alternar las extremidades. Acompaña el ejercicio con la narración de la historia y no escatimes en detalles que la hagan más realista.

Juegos para fortalecer la columna 

Ha llegado el turno de jugar a los animales y en esta ocasión vamos a imitar al gusano medidor. Este curioso insecto se moviliza arqueando su cuerpo, formando una “V” invertida. Para simularlo, los niños deberán pararse con los pies separados, alineados con los hombros. Luego deben doblar su cintura y apoyar las palmas en el suelo. Para avanzar moverán sus manos al frente, estirando su cuerpo hasta que su estómago esté cerca del suelo. Después deben dar pasos para formar nuevamente la figura de la “V”. Si dispones de espacio y varios niños a tu cuidado, podrías organizar una carrera de gusanos.
Estos ejercicios para fortalecer la espalda son ideales para niños pequeños. Los chicos mayores pueden realizar prácticas deportivas, especialmente de aquellas disciplinas que favorezcan la tonificación de los músculos.

¿Qué deportes son más adecuados para fortalecer la espalda de los niños? 

Hoy en día los chicos pasan mucho tiempo sentados, tanto en casa como en el aula. A las largas jornadas escolares, se suma el tiempo de los deberes y las horas frente al televisor y los videojuegos. Para empeorar la situación, en muchos casos el mobiliario es poco ergonómico y favorece una postura inadecuada. Además, las mochilas escolares suelen ser pesadas y los chicos no prestan atención a la distribución de la carga. Todo esto pasa factura en forma de dolores de espalda, que cada vez son más frecuentes en niños y adolescentes.

La práctica deportiva es una excelente medida para fortalecer los músculos de su espalda y prevenir estas dolencias. Particularmente recomendable es la natación. Es un ejercicio muy completo que permite movilizar toda la estructura, sin sobrecargar ni tensionar la espalda. Favorece el fortalecimiento de abdominales y lumbares, que son los músculos que la soportan. Por otra parte, dado que se realiza en el agua, evita los impactos que pueden lesionarlos. Los estilos crowl y de espalda son los más aconsejados. Por estas mismas razones, el waterpolo es también una muy buena opción. Si a tu hijo le gustan los deportes en equipo, probablemente se sienta más atraído por esta práctica.

Otras disciplinas, como el baloncesto, favorecen la elongación de los músculos y la flexibilidad. Solo debe tenerse el cuidado de utilizar un zapato adecuado que amortigüe el impacto.

Y aunque poco habitual, el patinaje es también una excelente alternativa. Este deporte favorece la adquisición del equilibrio, al tiempo que fortalece la musculatura. A este mismo grupo pertenece la escalada. Pocos piensan en ella al momento de decidir las disciplina deportiva más adecuada para sus hijos. En realidad, se le concibe como una actividad eventual, de fin de semana. Pero la escalada, además de favorecer la coordinación, es excelente para trabajar el equilibrio.

Si logras que tus hijos practiquen de manera regular alguno de estos deportes, verás como su postura mejora rápidamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *